ESPACIO RURAL CASA CUADRADO

Disfruta de la esencia rural gallega en un ambiente único, concebido para el descanso de cuerpo y alma.

La rehabilitación que se hizo a la vivienda y a sus construcciones anexas conservó la esencia de casa rural gallega, destacada por su diseño rústico que conserva la estética que nos transporta a tiempos pasados, por su calidez, su tranquilidad y su cuidada decoración.

La finca, es un espacio privado de más de una hectárea, con gran superficie abierta, con todo su perímetro vallado, que está situada en una hermosa zona de colinas, a poca distancia del río Azúmara, rodeada de arboledas de castaños, robles, nogales, y otros árboles centenarios. Conserva casi todos los antiguos muros de piedra que bordeaban la finca y gran parte de sus construcciones originales.

6 HABITACIONES DOBLES

UNA DE ELLAS INFANTIL

TOTALMENTE ACCESIBLE

PLANTA BAJA

ESENCIA RURAL

100% GALLEGA

Las características de la finca la hacen ideal para familias con niños, personas que viajan con perros o cualquier huésped que busca descanso en un entorno rural con actividades. También para cazadores y campistas, puesto que hay guardería para perros.

El lugar de O Outeiro recibe este nombre ya que está elevado sobre el terreno circundante, permitiendo unas fantásticas vistas de algunos de los puntos de mayor altitud del municipio, como el monte Da Ferradura. Todo ello conforma un fantástico entorno natural.

Aquellos huéspedes que deseen cocinar podrán hacerlo, y los que deseen que cocinemos para ellos los mejores platos tradicionales de la cocina gallega, o participar en el proceso de cocción en horno tradicional de leña, también podrán hacerlo.

En Casa Cuadrado encontrarás un trato personalizado y familiar, comodidad y tranquilidad. Estamos muy seguros, de que desearás repetir la experiencia, con un nivel alto de calidad y unos precios muy razonables.

Detalles que nos hacen únicos

Características de la casa

Amplio pasillo central

PLANTA BAJA

Antiguamente pasaban por el los carros de bueyes; conserva la estructura antigua con gruesos muros de piedra, bigas de castaño y maderas nobles. Forman parte de la decoración los antiguos aperos de labranza, las herramientas de carpintero del abuelo, los teléfonos de los años 30, el reloj de nácar, artesa, fiar... entre otros.

Cocina rústica

PLANTA BAJA

Conservando la estructura de antaño, con cocina de leña al centro del local con mesado de mármol, conservando las alacenas, el banco antiguo de castaño, piedra vista, viguería de castaño. Encimera de gas, campana rústica artesanal hecha con una barrica de vino, fregadero simulando los antiguos con cortina a modo de puerta. Lugar cómodo y acogedor, sobre todo en invierno cuando detrás de la cocina de leña se pueden contar historias.

Cocina tipo americana

PLANTA BAJA

Con barra que sirve de recepción a los huéspedes, amplia y respetando los espacios y huecos existentes en los gruesos muros de piedra. Combina lo rústico con lo moderno y funcional, gran placa flex – inducción, microondas, lavavajillas, horno, nevera, frigorífico.

Salón - comedor

PLANTA BAJA

Conserva la estructura inicial de amplios muros de piedra y en los huecos donde estaba el antiguo pesebre de los animales están los muebles de castaño. Se puede observar la combinación de piedra y pintura, una chimenea francesa, la mesa de castaño antigua, y la decoración rústica combinando con un amplio y cómodo sofá cheslong, y el acuario de las tortugas.

Baño accesible

PLANTA BAJA

Combinando materiales de la zona, destacando las piletas redondas sobre la piedra de pizarra verde. Se trata de un baño compartido por las habitaciones O Carboeiro y Senra.

Escalera de castaño

PLANTA BAJA

Pasarela de madera y forja comunica con la habitación O Carboeiro. Desde ahí se puede observar la majestuosidad de la casa, espacio abierto combinando madera de castaño y muros de piedra en los que se cuelgan ventanas pintadas a modo de cuadro.

Baño

PRIMERA PLANTA

Con ducha, espejo y pileta sobe madera de castaño. Compartido por las habitaciones A Ferradura, A Capela y Báscuas.

Terraza exterior

PRIMERA PLANTA

Con acceso a zona de habitaciones por una puerta al fondo del pasillo y de acceso directo dese la habitación A Ferradura.

Terraza con suelo de pizarra verde

EXTERIOR

Construcción de piedra, madera y pizarra que alberga el antiguo horno (restaurado y funcional), barbacoa, cocina exterior y baño completo con ducha.

La historia de Casa Cuadrado

Casa Cuadrado perteneció al condado de Altamira, al igual que gran parte de las tierras de Luaces.

Contaba con amplia finca, de más de una hectárea, bordeada de muro de piedra y 6 construcciones de piedra: vivienda principal, alpendre, pozo, horno, hórreo y cabazo (estos dos últimos desaparecidos).

En la actualidad este entorno rural, conserva 1,1 ha de superficie abierta, totalmente cerrada en su perímetro. Con 4 edificaciones de piedra, higuera, oliva centenaria, laureles, castaños, robles, frutales y tejos.

La construcción principal, con antigüedad de más de quinientos años es la antigua vivienda familiar. Se trata de una casa de piedra, cuadrada (500 m2) de dos plantas, con balcón exterior de 22 metros en la planta de arriba (toda una fachada y una parte de la otra), y porche exterior (en la parte de abajo). Dicha construcción fue objeto de varias rehabilitaciones hasta llegar al aspecto actual, y después de un largo período de años cerrada hoy en día es la vivienda habitual de los propietarios, destinando gran parte de su superficie al alojamiento rural.